La borrachera y papelón de Freddie y el cantante de Spandau Ballet

Hoy les voy a dejar una divertida anécdota de la excelente página Anecdotario del Rock y QueenConcerts...

Una extraña noche de Abril de 1985, 45.000 fans de Queen que abarrotaban el “Mount Smart Stadium” de Auckland (Nueva Zelanda), asistieron estupefactos a un hecho insólito: Tony Hadley, lider del grupo pop “Spandau Ballet”, tratando de cantar penosamente “Jailhouse Rock” con un Freddie Mercury totalmente borracho y fuera de control. Hadley conocía a Freddie desde hacía tiempo, y puesto que la gira por Nueva Zelanda acababa de suspenderse, y Queen estaba en el país para ofrecer uno de sus shows multitudinarios, decidió acercarse a saludar. Freddie, siempre dispuesto a organizar una gran fiesta en el momento más inesperado, invitó a Hadley a su hotel. Una vez allí fueron juntos al bar y pidieron una botella de Stolichnaya, que era el vodka favorito de Freddie. Charlaron, bromearon y bebieron hasta estar lo suficientemente borrachos como para considerar la posiblilidad de improvisar una “jam-sesion” esa misma noche. Subieron a la habitación de Freddie, siguieron bebiendo y Freddie le propuso a Hadley que cantansen juntos “Jailhouse Rock”.

auklandnz_apr1985_61El pobre Hadley, totalmente confuso, replicó que no conocía el texto de la canción, pero Freddie le hizo callar con un contundente: “No te preocupes, yo tampoco conozco la jodida letra del tema”. Y acto seguido llamó a Taylor y a Deacon, y les hizo saber lo que se les venía encima. Ambos aceptaron sin rechistar, así que Freddie se dispuso s saltar el único obstáculo que le separaba de esa “jam” histórica, y marcó el número de teléfono de la habitación de Brian May, a quien por lo general no solían hacerle gracia este tipo de excentricidades. Sin embargo, May no opuso resistencia, y Freddie siguió bebiendo con Hadley mientras ambos trataban de aprenderse la letra de la canción. Después de este ensayo tan inusual, Hadley se retiró a descansar, y cuando llegó la noche se desplazó al estadio y encontró a Freddie totalmente inconsciente en los camerinos, minutos antes de empezar el show. Nadie sabía que diablos pasaba, jamás habían visto a Freddie borracho antes de un concierto. Le pidieron explicaciones a Hadley, y este admitió que esa tarde se habían bebido varias botellas de vodka.

Mercury estaba tan mal que los roadies tuvieron que vestirle mientras intentaban reanimarlo. Cuando finalmente volvió a la vida, gritó a sus subordinados: ¡”Gilipollas, me habéis puesto la ropa al revés!”, y el proceso volvió a empezar, mientras la cinta de introducción del concierto ya estaba sonando. Esa noche Freddie Mercury no ofreció el show más profesional de su vida, a duras penas podía moverse y tenía serios problemas para sacar adelante cada canción, pero se las arregló para hacer su trabajo, mientras sus compañeros de grupo lo miraban horrorizados, y el pobre Hadley se encontraba en pleno estado de pánico. En un momento determinado, Freddie se acercó a Hadley y le gritó: “¡Hadley, bastardo! ¡Estoy jodido!”. Cuando por fin llegó el momento de la super “jam”, Hadley saltó al escenario y empezó a cantar “Tutti Frutti” mientras la banda tocaba “Jailhouse Rock”. Aquello fue simplemente un concierto “memorable”.

Para colmo miren la aclaración de la entrada de esa fecha. Que irónica es la vida! En la página de QueenConcerts cuentan que la gente notaba algo raro en Freddie esa noche.

1985-04-131

245 thoughts on “La borrachera y papelón de Freddie y el cantante de Spandau Ballet

  1. FreMer94 no esta en ninguna de las concertograias que yo conozca, al parecer si existe, no esta en la red.

  2. a ver , no digo que si existe, solo que podria ser que alguien lo tenga, a veces pasa que de pronto aparece un concierto perdido, como ocurrio hace unos meses con el concierto en rosario el 81. Es muy avenurado decir no existe, la verdad es que no lo conocemos y no esta en la red…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.